Sunday, February 15, 2015

Deputy Secretary for Homeland Security Mayorkas


FOR IMMEDIATE RELEASE
Feb. 20, 2014
CONTACT
Tom Hargis, Director of Communications, ACLU of Texas, 832.291.4776; media@aclutx.org Ricardo Favela, Communications Director, SBCC, 760.659.3620; ricardo@alliancesd.org

DHS Deputy Secretary Meets with Civil and Human Rights Advocates in Rio Grande Valley

Advocates Portray Effects of Militarization on Border Communities, Promote Greater Oversight, Accountability for Border Agents

McAllen Nearly 20 civil and human rights advocates in the Lower Rio Grande Valley met in an off-the- record meeting with the Deputy Secretary of the U.S Department of Homeland Security (DHS) yesterday and pushed for greater oversight and accountability for federal agents operating along the U.S.-Mexico border.

Deputy Secretary Alejandro Mayorkas, along with another representative from DHS and two from U.S. Customs and Border Protection (CBP), heard first-hand accounts of the detrimental and harmful effects on border communities of increased militarization and excessive use of force by federal agents in the name of border security. The CBP is an arm of DHS.

“Border policy must improve accountability and oversight out of respect for the 15 million border residents who call this region home,” said Astrid Dominguez, advocacy coordinator with the American Civil Liberties Union (ACLU) of Texas, which recently filed two, separate suits against border agents for excessive use of force against a Brownsville resident and invasive cavity searches of a New Mexico resident. We are delighted that Deputy Secretary Mayorkas listened to our concerns and expressed interest in a constructive dialogue moving forward.

“The border is more than a line, it is a region that is home to families and businesses, it is a cornerstone of our economy, and it is a vibrant, sacred, and unique space that must be valued as a whole,said Michael Seifert with the Equal Voice Network. “Border communities want revitalization, not militarization.”
The federal government spends $18 billion a year on border security, more than on the FBI, ATF, U.S. Marshals, DEA, and secret service combined.

The Southern Border Communities Coalition (SBCC) helped coordinate and broker the meeting with DHS, which included representatives from the ACLU of Texas, the Rio Grande Valley Equal Voice Network, and others. SBCC brings together more than 60 organizations from San Diego, California, to Brownsville, Texas, to ensure that border enforcement policies and practices are accountable and fair, respect human dignity and human rights, and prevent the loss of life in the region.
### 

Valentine's Day, 2014


Thursday, February 12, 2015

Principios para guiar la 84a Legislatura de Texas sobre Inmigración


La Inmigración demanda una solución nacional.
Nuestros valores tienen que ver con la aceptación de la innovación y la diversidad, y con reconocer las contribuciones de todos los sectores de nuestra sociedad. América ha sido compuesta históricamente por las diversas culturas que hacen suyo el sueño americano. Los inmigrantes y la inmigración son parte de nuestra herencia como nación y como Estado. La inmigración es un tema de política federal que ya no puede esperar a ser resuelto. Necesitamos una política de inmigración federal que dé a los Nuevos Americanos las herramientas que necesitan para tener éxito y alcanzar su máximo potencial. El Congreso debe actuar ahora para arreglar el fallido sistema de inmigración.

Buen Gobierno Significa Transparencia y Rendición de Cuentas
Nuestro gobierno debe trabajar para todos los tejanos, independientemente de dónde venimos o cómo nos vemos. La rendición de cuentas y transparencia en el gobierno estatal y en todos los organismos del Estado, como el Departamento de Seguridad Pública, es un valor fundamental del gobierno. Necesitamos medidas de supervisión sobre si los proyectos e iniciativas del gobierno están logrando los objetivos previstos, sobre si se están respetando los derechos de los residentes y sobre si el bienestar de todos los miembros de la comunidad está garantizado. La responsabilidad ante el público es fundamental para la prosperidad de nuestro estado

La seguridad de Texas depende de la seguridad comunitaria.
La función de la policía local es combatir el crimen, no vigilar el cumplimiento de las violaciones civiles de la ley federal. Obligar a la policía local a que aplique las leyes federales de migración pone una presión financiera excesiva en los gobiernos locales. También enajena a un sector muy grande de nuestra sociedad, especialmente en la comunidad Latina. Con el fin de lograr la unidad de la comunidad, debemos incorporar a las comunidades de inmigrantes y latinos a Texas como parte de la solución. Excluir a cualquier sector de nuestra comunidad de una relación con policías locales no es bueno para Texas, ni para nuestra seguridad.

Una economía fuerte, es un Texas fuerte.
Nuestra economía en Texas es fuerte gracias a los esfuerzos que todos, inmigrantes y no inmigrantes, hacemos por igual, así como dueños de negocios, trabajadores y contribuyentes de impuestos. Las políticas de Texas incluyendo aquellas que tienen que ver con inmigración, deben continuar reafirmando nuestra reputación como un estado favorable a las empresas. Permitir que los estudiantes indocumentados que se graduaron de escuelas secundarias de Texas, puedan asistir a colegios y universidades de Texas pagando la misma matrícula estatal que pagan sus compañeros de clase, permite el ingenio y el espíritu empresarial. No podemos permitirnos legislación estatal divisiva que impondrá costos insostenibles sobre nuestros gobiernos estatales y municipales

Respeto a los valores de las familias Texanas.
Familias fuertes, significan comunidades fuertes. Mantener unidas a las familias sigue siendo un importante valor de Texas, que ayuda a los niños a prosperar en la escuela y a sobresalir en la edad adulta. Las políticas que separan a las familias o restringen su integración en nuestra forma de vida, destruye el núcleo de nuestra sociedad. Como Texanos, debemos vivir de acuerdo con nuestros mejores valores y no ser engañados por nuestros peores temores.